Sofía Gil nos habla de Pensamientos: “Nuestra mente tiene un papel protagonista en la realidad que vivimos”

Sofía Gil nos habla de Pensamientos: “Nuestra mente tiene un papel protagonista en la realidad que vivimos”

Sofía Gil es licenciada en Psicología, máster en Psicología clínica y de la salud y máster en Psicología general sanitaria por la Universidad de Murcia. Apuesta por una psicología accesible, moderna, innovadora, dinámica y adaptada a los avances que se producen de manera vertiginosa en la sociedad actual. Por ello, en el año 2014, fundó MindUp Psicólogos.

En los últimos años la educación empieza a mirar decididamente hacia lo emocional. ¿Por qué es importante trabajar las emociones?

Es cierto que hasta hace tan solo una década aproximadamente ha sido escasa la atención que se ha prestado al bienestar emocional de los niños, sin embargo, en los últimos años parece que el interés se ha acrecentado. Actualmente, tenemos a nuestra disposición multitud de recursos para ayudar a nuestros hijos a ser felices y a gozar de una adecuada fortaleza psicológica.

Durante el transcurso de nuestra vida, invertimos mucho tiempo y esfuerzo en la educación y formación académica, ya que creíamos que ésta es la clave para llegar a ser una persona de éxito. Pero por suerte, esto está cambiando. Tener una buenísima formación académica y hablar a la perfección varios idiomas no implica que los niños vayan a ser personas exitosas. Para obtener éxito en todos los ámbitos de nuestra vida (familiar, social, académico y personal) es necesario tener un adecuado bienestar emocional. Un niño inteligente emocionalmente va a tener mayor facilidad para hacer amigos, para resolver conflictos, para tomar decisiones, para expresar afecto, para controlar sus emociones negativas, etc.

Las emociones nos acompañan en todo momento, no podemos huir de ellas por lo que es fundamental conocerlas y saber manejarlas para funcionar con éxito en nuestro día a día. Por fin parece que hemos aprendido durante todos estos años que el cuidado del bienestar psicológico es al menos igual de importante que el cuidado de la salud física. Estoy convencida de que en uno años, y ojalá sea pronto, podremos ver incluida la educación emocional como una asignatura obligatoria dentro de la formación curricular.

¿Cuál ha sido tu experiencia en los talleres que impartes para niños? ¿Qué has aprendido tú y qué crees que aprenden ellos?

En el centro de psicología en el que trabajo, MindUp Psicólogos, desarrollo con frecuencia talleres para ayudar a niños y a adolescentes a alcanzar la mejor versión de sí mismos (talleres de mindfulness, talleres de habilidades sociales, talleres de autoestima, talleres para mejorar la fortaleza psicológica, etc.). Y, mi experiencia diseñando y desarrollando esos talleres ha sido simplemente genial. Yo trabajo también con personas adultas en la consulta pero tengo que confesar que a mí los niños me atrapan, tengo gran facilidad para caer en sus redes y divertirme en los talleres tanto como ellos.

¿Cuándo decides escribir Pensamientos, tu primer libro con Flamboyant? ¿Cuál fue el punto de partida?

En esta última década hemos sido testigos de la “fiebre de las emociones”. Han sido publicados multitud de libros, contenidos audiovisuales, juegos e infinidad de recursos infantiles para ayudar a los niños a conocer, identificar y manejar adecuadamente sus emociones. Obviamente es necesario que los niños aprendan a gestionar sus emociones pero no es suficiente para lograr una adecuada fortaleza psicológica.

Parece que el foco de atención hoy en día está sobre las emociones. Pero, yo llevaba tiempo preguntándome: ¿qué sucede con los pensamientos? ¿por qué no hay prácticamente recursos disponibles que aborden este tema? Y, ¡este fue el punto de partida!

Los pensamientos, a pesar de ser la clave para disfrutar de un óptimo bienestar emocional y de una buena calidad de vida, son invisibles para muchos de nosotros. Sin duda, las emociones han sido las protagonistas hasta la fecha y los pensamientos han permanecido en un segundo plano siendo invisibles para la gran mayoría de niños y adolescentes.

Nuestra mente tiene un papel protagonista en la realidad que vivimos. Depende de cómo interpretemos lo que nos sucede tendremos unas emociones u otras. Por este motivo, si los niños aprenden a ser conscientes de los pensamientos negativos que les generan malestar y a interpretarlos de una manera útil y adaptativa, lograrán ser personas capaces de funcionar en su día a día sin grandes dificultades.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar conjuntamente con Mercè Galí, la ilustradora; de ver tus textos convertidos en imágenes?

Me sentí muy emocionada al ver por primera vez las imágenes. Me identifiqué mucho con el estilo fresco, desenfadado y divertido de sus ilustraciones. Trabajar junto con Mercè Galí ha sido una experiencia fascinante. Mercè es una artista, ha sabido captar a la perfección las ideas y conceptos que se transmiten en el texto. Por ello, considero que el resultado ha sido fantástico.

¿Por qué recomendarías Pensamientos a padres, madres y mediadores?

Pensamientos es una herramienta terapéutica ideal para ayudar a los niños a manejar sus pensamientos negativos. Este libro aborda de manera práctica, sencilla y divertida los pensamientos negativos que la mayoría de los niños tienen.

Si los padres hacen uso de este libro, y lo trabajan con sus hijos, van a tener en sus manos una gran herramienta para ayudar a sus hijos a tener una adecuada fortaleza psicológica.

¿Qué pautas darías a los maestros que quieran aplicar estos métodos en el aula?

Los pensamientos es un tema difícil de abordar. Pero, es importante que los maestros no se sientan inseguros a la hora de hacer uso de esta herramienta terapéutica en el aula, ya que Pensamientos ha sido diseñado para que cualquier persona interesada pueda adentrarse en el fascinante mundo de la mente humana, sin necesidad de tener que ser psicólogo o tener una formación especializada para ello.

Es necesario que los maestros que decidan trabajar el libro Pensamientos en el aula animen a los niños a participar y a adoptar una actitud proactiva.

Lo ideal es que el maestro lea la definición de los pensamientos y añada varios ejemplos además de los que aparecen en el libro. Además, para sacar el máximo partido a este libro es necesario que los niños participen compartiendo con sus compañeros otros ejemplos de pensamientos negativos que a ellos se les vengan a la cabeza.

Y a los niños, ¿qué les dirías para convencerlos que este libro es útil para ellos?

Los niños se adentran en una aventura en la que ellos son los protagonistas y deben convertirse en auténticos detectives para recoger pruebas que les permitan atrapar a los ocho pensamientos tramposos más buscados. Y, esto puede ser ¡tremendamente divertido! Además, tienen que ser muy habilidosos para atrapar a los pensamientos tramposos porque se esconden detrás de animales la mar de divertidos y pintorescos.

2018-08-16T21:31:15+00:00